“Es probable que en dos o tres años tengamos el primer remielinizador”


CELIA OREJA-GUEVARA x Jefa de la Unidad de Esclerosis Múltiple del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.

El escenario del abordaje de la esclerosis múltiple ha cambiado radicalmente en los últimos años. Donde antes apenas había tratamiento, ahora se avanza hacia la personalización.

Pregunta. ¿Qué espectro hay hoy en día en los tratamientos de la ME?

Respuesta. En EM hay tres tipos. La remitente recurrente; la primaria progresiva y la EM secundaria progresiva. Alrededor del 80 por ciento son pacientes con remitente recurrente, tenemos entre 9 y 10 tratamientos dependiendo de las comunidades que lo hayan aprobado, porque no todas lo han hecho. Se trata de hacer una medicina personalizada. Hoy tenemos tratamientos de primera y segunda línea y también off-label. Por tanto, hay que ver cómo se hace el escalado.

Además, la aparición de orales ha supuesto un gran cambio. Hasta el año 2013 los tratamientos de primera línea eran inyectables, tenían su eficacia porque reducían los brotes en un tercio, pero los pacientes estaban cansados de pincharse. Los orales benefician la calidad de vida y la adherencia. Es muy importante que el paciente esté de acuerdo con un tratamiento para asegurar su adherencia. Las decisiones deben tomarse en consenso médico-paciente.

P. ¿Cómo está el escenario en los primaria y secundaria progresiva?

R. Actualmente, para la secundaria progresiva, solo está autorizado uno de los interferones pero sólo funciona cuando el paciente tiene brotes, es una fase transicional entre la remitente recurrente y la progresiva, por eso sigue actuando. Realmente para la secundaria progresiva sin brotes actualmente no hay tratamientos, pero sí hay ensayos clínicos para intentar encontrarlos. Hay expectativas por un fármaco que se aprobará a finales de 2016-principios 2017 para EM remitente recurrente,y que ha demostrado resultados favorables hace uno días en el primer estudio que se ha hecho de primaria progresiva. Se ha visto que la progresión se estabiliza, se enlentece y mejora, con lo cual es el primer ensayo de todos los que se han planteado que han sacado resultados positivos. Los veremos en el Congreso de Ectrims (Comité Europeo para el Tratamiento y la Investigación de la EM).

P. Habrá novedades por tanto...

R. Sí, además de los resultados finales del anticuerpo monoclonal intravenoso ocrelizumab en remitente recurrente, con resultados muy favorables en segunda línea con buena eficacia y menos efectos secundarios, se van a presentar resultados favorables en pacientes con primaria progresiva. En Ectrims también veremos los resultados del anti-Lingo que es el primer remielinizante que abre la puerta a la regeneración. Tendremos resultados para finales de año y si todo va bien es posible que en dos o tres años tengamos un remielinizador. Además se presentarán los resultados finales de otro anticuerpo monoclonal, daclizumab, que es un fármaco de primera y segunda línea con muy buenos resultados cuya aprobación se espera para el año que viene.

P. ¿Qué paso falta, por tanto?

R. Las necesidades no cubiertas estarían entorno a la búsqueda de tratamientos para primaria progresiva, ya que aunque saldrá un tratamiento en 2017, necesitamos alguno más. También es importante contar con biomarcadores puesto que vamos hacia una medicina más personalizada. Hoy tenemos bandas oligoclonales de IgM. Sabemos que los pacientes con las IgM contra lípidos tienen una enfermedad muy

agresiva pero funcionan muy bien con natalizumab y tenemos también los anticuerpos anti inferferón o los anticuerpos anti JC pero todavía nos faltan biomarcadores más determinantes. En la Unidad estamos haciendo marcadores en sangre e imagen y estamos haciendo marcadores de citoquinas y buscando otras citoquinas y haciendo una parte de remielinizador. De hecho, mediante PET podemos ver si hay ese efecto regenerador. También tenemos la tomografía de coherencia óptica, con la que vemos si en el nervio óptico hay una inflamación o una atrofia. Además de confirmar un diagnóstico, nos sirve para descartar otros. Hay a veces pacientes que están mal diagnosticados y podemos descartarlos. También la utilizamos como marcador de respuesta ya que el nervio óptico de los pacientes con EM va disminuyendo, por lo que vemos que en función de los tratamientos varía la pérdida de espesor.

P. Su hospital es una unidad de referencia, los pacientes de EM han manifestado que encuentran dificultades a la hora de poder acceder a estas unidades desde otras CC.AA. ¿Cómo se estructura esa atención?

R. Oficialmente todas las comunidades nos pueden enviar pacientes para pedir una segunda opinión. Es verdad que hay comunidades que tienen más facilidades que otras. Nosotros recibimos pacientes de Castilla y León y Castilla-La Mancha. Con ellos suele ser bastante fácil. Los de Madrid mismo no tienen problemas, porque con la libre elección tienen movilidad.

P. Su servicio cuenta también con un área de planificación del embarazo. Los nuevos tratamientos, ¿han permitido también un cambio en este sentido?

R. Antiguamente cuando no existían tratamientos se desaconsejaba el embarazo porque sabíamos que la evolución no iba a ser buena. Ahora, hemos abierto una consulta para aconsejar a las pacientes y planificamos el embarazo en función del periodo más estable.

P. Cuentan también con una atención especial a pacientes con discapacidad, precisamente

R. Hacemos una visión global de todas las discapacidades que tiene el paciente, y vemos si necesita un tratamiento sintomático específico. Estamos interconectados con otros profesionales, se trata de dar una visión global de las necesidades.

Por otro lado, en el área de neuropsicología tenemos dos neuropsicólogas que determinan las alteraciones cognitivas de cada paciente y se les da estrategias.

P. ¿Qué caracteriza la atención del paciente pediátrico?

R. Hay pocos niños, pero tenemos una consulta específica con los pediatras para tratar la EM infantil-juvenil. El tratamiento es similar al de los adultos, pero regulamos la dosis y trabajamos en el manejo.

En remitente recurrente tenemos entre 9 y 10 fármacos, dependiendo de la CC.AA.”

Es importante contar con biomarcadores ya que vamos hacia una medicina personalizada”


4 vistas

APEM

Asociación Privincial de Esclerosis Múltiple

C/ Antonio Manchado Viglietti, 1

Las Palmas de Gran Canaria

Tlf: 928 24 15 16 / 608 39 90 45

info@apemlaspalmas.org