Seis tazas de café al día previenen el riesgo de que aparezca la Esclerosis Múltiple


Las personas muy cafeteras tienen motivos para mostrarse eufóricos. Un estudio del Instituto Karolinska (Solna, Suecia) revela que el consumo elevado de esta sustancia (seis tazas diarias, más de 900 ml al día) previene o retrasa la aparición de la Esclerosis Múltiple.

La razón es ésta: la cafeína es un estimulante del Sistema Nervioso Central que tiene propiedades neuroprotectoras; al eliminar sustancias químicas que están relacionadas con las inflamaciones. “La cafeína, uno de los componentes del café, tiene propiedades neuroprotectoras y se ha observado que suprime la producción de citoquinas proinflamatorias, lo que podría explicar el mecanismo para este beneficio”, explica la directora de esta investigación, Anna Karin Hedström.

Gran base de patrones investigados: 6.739 personas

Para llevar a cabo el estudio, los investigadores analizaron los historiales médicos y los patrones de consumo de café de un total de 6.739 personas: 4.408 de ellas en Suecia (1.620 adultos diagnosticados de Esclerosis Múltiple y de 2.788 individuos sin esta enfermedad) y 2.331 individuos en Estados Unidos (1.159 adultos con EM y 1.172 personas no afectadas).

Los participantes suecos fueron preguntados por el número de tazas de café que bebían a diario en distintas etapas de sus vidas –desde que se iniciaron en el consumo de café a los 15-19 años y hasta que contaban con más de 40 años de edad–. Por su parte, a los encuestados estadounidenses se les cuestionó por el número máximo de tazas que bebían cada día, así como por la edad a la que se comenzaron a beber café de forma regular en caso de tomar una o más tazas diarias.

Los resultados mostraron que el riesgo de Esclerosis Múltiple fue significativamente superior entre las personas,tanto suecas como estadounidenses, con un menor consumo de café. Un incremento, además, que resultó independiente de otros factores de riesgo para la enfermedad, caso del tabaquismo y del peso corporal durante la adolescencia.

Concretamente, el consumo de café se asoció con un menor riesgo de desarrollo de la Esclerosis Múltiple, resultando esta reducción mucho más significativa en caso de tomar más de seis tazas diarias: hasta un 28-30% en el estudio sueco, y hasta un 26-31% en el estadounidense. Además, la toma de café también se asoció en ambos estudios con un retraso en la aparición de los síntomas de la enfermedad.

Pero el café no previene, sólo disminuye el riesgo

Entonces, ¿puede concluirse que el café previene la Esclerosis Múltiple? Pues según los autores, no, dado que “es un estudio observacional y no pueden extraerse conclusiones firmes del tipo ‘causa y efecto’. Además, los cambios en los patrones en el consumo de café de los participantes a lo largo de los años y los cambios en el diagnóstico de la EM podrían haber tenido alguna influencia en nuestros resultados”.

Sea como fuere, lo que sí queda claro es que, como concluyen los autores, “cuanto mayor sea la cantidad de café consumido, menor será el riesgo de EM”.


0 vistas

APEM

Asociación Provincial de Esclerosis Múltiple

C/ Antonio Manchado Viglietti, 1

Las Palmas de Gran Canaria

Tlf: 928 24 15 16 / 608 39 90 45

info@apemlaspalmas.org