¿Cómo se puede remediar el dolor en las articulaciones por la Esclerosis Múltiple?


El concepto de dolor abarca un amplio rango de sensaciones físicas desagradables. Para algunas personas puede resultar irritante o desagradable, pero para otras puede ser severo y tener un impacto enorme en la calidad de vida. El dolor puede ser crónico o presentarse en brotes intensos y breves. Cada paciente es distinto en cuanto a la experiencia del dolor.

Según el relato de muchos pacientes, el dolor debido a la esclerosis múltiple es de mayor intensidad y tiene un impacto mayor en la calidad de vida y las rutinas de los pacientes que otros tipos de dolor. En este campo se han identificado varias necesidades aún no atendidas debidamente:

  • Tratamiento adecuado

  • Necesidad de recurrir a analgésicos con mayor frecuencia

Es frecuente que el dolor se presente, además con otros síntomas:

  • Alteraciones del sueño

  • Fatiga

  • Declive de la función cognitiva

Por otro lado, el dolor -en las articulaciones o dolor de otro tipo- es particularmente intenso cuando se asocia a comorbilidades (enfermedades que coinciden en el paciente) como:

  • Diabetes

  • Fibromialgia

  • Enfermedad cardiovascular

  • Artritis reumatoide

  • EPOC

  • Alteraciones de la función tiroidea

El dolor de las articulaciones está dentro de la categoría de dolor musculoesquelético, que es el resultado de diversos factores que concurren en algunas personas con esclerosis múltiple:

  • Debilidad

  • Inmovilidad

  • Estrés en los huesos, músculos y articulaciones

El dolor musculoesquelético debido al uso de medicamentos esteroideos puede contribuir a la osteoporosis y comprometer el flujo de sangre a las articulaciones, provocando dolor en éstas.

Muchos pacientes de esclerosis múltiple experimentan dolor en las articulaciones, que puede ser una consecuencia de vivir con discapacidad. El dolor en las articulaciones debe ser evaluado de forma exhaustiva para descartar complicaciones o tras enfermedades.

La prevención es crucial en el manejo del dolor musculoesquelético:

  • Terapias óseas antirresortivas

  • Abandono del tabaco

  • Suplementos de calcio y vitamina D

  • Fisioterapia para la evaluación y el manejo de:

  • Seguridad en los desplazamientos

  • Deambulación

  • Posición

  • Empleo correcto de elementos de apoyo

  • Aprendizaje de técnicas como el cambio postural para aliviar la tensión en las articulaciones

Evaluación

El primer paso en el manejo del dolor es su evaluación. Es el propio paciente quien sabe hasta qué punto es severo y persistente. Es clave trabajar junto con el equipo médico para desarrollar un plan de manejo del dolor en las articulaciones.

En caso de que el dolor persista, el paciente debería ser referido a un centro especializado en el tratamiento del dolor, preferiblemente uno que cuente con experiencia en el campo de la esclerosis múltiple y que ofrezca un abordaje en el que se incluyan profesionales de diferentes campos para que la terapia sea lo más completa posible.

El dolor es un problema complejo que implica muchos factores. Llevar un “diario del dolor” y poder expresar exactamente cómo se siente es determinante para que el diagnóstico y el tratamiento sean los mejores posibles.

Un diario del dolor permite compartir con el equipo médico detalles que podrían olvidarse fácilmente o incluso pasar inadvertidos. Lo que sigue es la información que los equipos médicos suelen solicitar a los pacientes:

  • Presentación- ¿Cuándo comenzó a sentir dolor en las articulaciones?

  • Localización- ¿Dónde siente dolor?

  • Duración- ¿Cuánto duran los episodios de dolor?

  • Carácter- Descripción del dolor: punzante, como sensación de calor…

  • Agravantes- ¿Qué factores hacen que el dolor empeore?

  • Alivio- ¿Qué factores hacen que el dolor remita?

  • Tratamiento- ¿Qué se está haciendo para aliviar el dolor?

Dolor musculoesquelético

El dolor musculoesquelético, como el de las articulaciones, puede tener causas diversas, incluyendo espasticidad. La presión en el cuerpo debida a la inmovilidad, el empleo inadecuado de apoyos para la movilidad o el esfuerzo por compensar problemas al caminar o para mantener el equilibrio son algunos de ellos. La evaluación del dolor es lo primero.

  • Manejo no farmacológico- Incluye diversas estrategias que pueden aliviar el dolor de las articulaciones:

  • Masajes

  • Ultrasonidos

  • Evaluación de la deambulación y la postura por parte de un fisioterapeuta

  • Tratamiento de la espasticidad

  • Yoga y Tai-chi

  • Diversas técnicas de relajación han resultado eficaces, así como la acupresión y la acupuntura

  • Tratamiento farmacológico

#esclerosismúltiple

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos

APEM

Asociación Provincial de Esclerosis Múltiple

C/ Antonio Manchado Viglietti, 1

Las Palmas de Gran Canaria

Tlf: 928 24 15 16 / 608 39 90 45

info@apemlaspalmas.org