ORÍGENES DE APEM

Unión

La APEM, dotada de personalidad jurídica propia y con plena capacidad de obrar, se constituye el 24 de marzo de 1992 según lo dispuesto en al Ley de Asociaciones 191/64 de 24 de diciembre, cuyas normas están recogidas en el decreto 1440/65 de 25 de mayo de 1965 y demás disposiciones complementarias como entidad no lucrativa, de carácter cultural, benéfica y apolítica, agrupando a las personas afectadas de esclerosis múltiple que, voluntariamente, solicitan su ingreso y aceptan lo dispuesto en los estatutos creados para este fin.

Para alcanzar dicho fin, la Asociación se dedica de manera prioritaria a las siguientes actividades:

1. Promocionar la agrupación de todos los pacientes de Esclerosis Múltiple y enfermedades similares que viven en la provincia, y así poder trabajar de forma coordinada en la consecución de las posibles soluciones.

2. Sensibilizar a la Opinión Pública y a los Organismos Públicos de los problemas de curación, tratamiento y prevención de estas enfermedades.

3. Facilitar información sobre enfermedades a los pacientes y sus familiares con el fin de conseguir su mejor conocimiento e implicaciones de las mismas.

4. Potenciar todos los canales de información y sistemas de ayuda para los afectados a fin de propiciar la integración social de los mismos.

5. Estimular y promover la investigación científica de estas enfermedades en todos sus procesos para mejorar las posibilidades terapéuticas y rehabilitadoras.

¿QUÉ ES LA ESCLEROSIS MÚLTIPLE?

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad neurológica, crónica, que afecta al sistema nervioso central. No se conoce la causa, pero sí lo que ocurre; los axones o fibras nerviosas están rodeados de una capa de aislamiento denominada mielina, que permite que los impulsos nerviosos se transmitan correctamente. Cuando se padece EM, se destruye la mielina del cerebro y la médula espinal. Las cicatrices o placas, ubicadas en varios lugares del Sistema Nervioso Central, interrumpen la transmisión de mensajes que comunican una acción deseada desde el cerebro, a través de la médula espinal, a varias partes del cuerpo. La inflamación que produce la esclerosis múltiple daña también a los axones y puede producir la pérdida permanente de una función. Las células que producen mielina también pueden dañarse en el proceso. Esto limita la capacidad del cerebro de regenerar la mielina dañada.

Se suele hacer una comparación con lo que ocurre cuando nos encontramos con un cable eléctrico desgastado. Cuando el aislamiento que asegura que la electricidad que atraviesa el cable llegue a su destino está deteriorado, causa cortocircuito. Cuando se padece de EM, la transmisión a través de las fibras nerviosas "hace cortocircuito" y se vuelve defectuosa o no ocurre. Esto puede causar problemas con la vista, la coordinación, la sensibilidad en las extremidades y otros síntomas.

Es la conocida enfermedad de las mil caras, por lo que la evolución de la enfermedad varía considerablemente de persona a persona. Es difícil predecir la gravedad o la progresión en una persona en particular.

Información de interés

APEM las Palmas se encuentra inscrita en el Registro de Asociaciones del Gobierno de Canarias, en virtud de la Resolución de fecha 24 de marzo de 1922, con el número de inscripción 11774.

 

Así como, en el Registro Regional de Entidades Colaboradoras en la Prestación de Servicios Sociales de Canarias, mediante Resolución de 20 de mayo de 1992, con el epígrafe LP GC 03 202.

Además, se encuentra acreditada como Entidad de Voluntariado por el Gobierno de Canarias con el número 35/004/06. 

Acredita, también, el Servicio Canario de Salud, con el número 5462, la denominación de Servicio Sanitario a la Asociación Provincial de Esclerosis Múltiple (APEM)

APEM se encuentra inscrita en Registro de Entidades Ciudadanas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canarias, con el número 165.

Empresas colaboradoras: